Skip to content

Capítulo 5

Cuando yo era niño mi vecino tenía un perro que parecía desesperado por atención y le encantaba ladrar a todo el que se le acercaba. Bueno, desde que se fue y regresó la Señorita Steele, Grey me recuerda un poco a ese perro. Si a la Señorita Steele se le ocurriría pedirle que haga piruetas, estoy seguro que se pondría a dar brincos sin parar.

Definitivamente, he visto una faceta diferente de él desde que la Señorita Steele entró en escena. A pesar de ser un hijo de puta rico y tener todo lo que se le da la gana: los mejores coches, lo mejor de todo, hasta un helicóptero tiene el cabrón, todo eso es insignificante cuando tiene a la Señorita Steele a su lado. Como que por fin ha encontrado algo, mejor dicho alguien, que es valioso y que le preocupa perder.  Puedo decir que él está encantado de tenerla en su apartamento y que nunca pusiese un pie fuera de la puerta, creo que la hubiese amarrado si pudiera y no de una manera perversa.

Pero eso no va a suceder, la Señorita Steele está decidida a vivir su propia vida. Realmente la admiro por eso. Ella es sólo una niña, pero sabe lo que quiere  y no quiere vivir en una jaula de oro de 24 quilates.

Así que esta noche, en esa maldita recaudación de fondos, voy a hacer mi parte para mantenerla a salvo.

He enviado a Ryan y Sawyer a Bellevue con el chico nuevo, John Reynolds, para que hagan un barrido completo y revisen bien todas las entradas.  El equipo de Welch está haciendo verificaciones de antecedentes de los huéspedes y el personal, así que supongo que podemos ir. Bueno, tan bueno como se pone: nada es 100% seguro. Lo sé por la experiencia de mierda demasiado.

Me pone nervioso, ¡diablos! pensar que Leila pudiera acceder a un arma. No es muy difícil verlo, es una mujer inteligente y manipuladora, pero nunca me imaginé que llegara a tal nivel de locura, como para acechar al jefe o a la Señorita Steele. Supongo que está mucho más jodida de lo que yo pensaba. Por otra parte, si acaba de perder su razón de vivir, ya que su novio ha muerto, puedo suponer por qué está en ese estado. Ella quiere volver con la persona con la que se sentía segura. Con el jefe. Pero está  llevando las cosas a otro nivel, está acechando a la Señorita Steele y definitivamente no puedo permitir eso.

Traté de evitar que el Sr. Grey asistiera a este evento, pero por mucho que insistí, él no aceptó. Me imagino que quiere mostrarse con la Señorita Steele, así apagará los rumores de que es gay. Pero la verdad no estoy tranquilo con eso. Me gustaría pedir al equipo que use ropa de protección, pero no pasaremos desapercibidos y justamente, eso es lo que el jefe quiere. No quiere que la Señorita Steele se dé cuenta que estamos ahí para protegerla, así que nuestro trabajo se hace más jodido.

Y lo que es peor, son los fuegos artificiales, como para rematar la noche. Realmente espero que el jefe se vaya antes de que comience esa mierda. No suele quedarse hasta el final, pero tengo la sensación  de que esta noche será diferente en muchos sentidos.

El teléfono interrumpe mis pensamientos oscuros.

_ El teléfono está en altavoz Welch, ¿tienes algún informe de la situación?

_ Bellevue está asegurado, tanto como pudimos observar. El personal y los invitados están todos chequeados, no hay nada de qué preocuparse. Pero…

Ese maldito pero… cuando viene la palabra pero, sé que no va a ser buena noticia.

_ Taylor, tengo un poco más de información sobre la mujer Williams al final sí compró un arma, es una PT140 Taurus  Milenio Pro CF.

Suelto el  aire a través de mis dientes mientras me doy cuenta de la importancia de lo que me está diciendo. La perra ha comprado una pistola hecha de fibra de carbono, la cual no será descubierta por el detector de metales.  Esto es, realmente, una mala noticia, maldita noticia por dos razones. En primer lugar, es obvio que tiene algo previsto y en segundo lugar porque la utilizará contra el jefe y su novia.

_ Bien,  me mantienes actualizado, Welch. Le dejaré saber  a Grey.  Al jefe no le va a gustar esto y tengo que hacérselo saber.

Pero cuando voy a hablar con el jefe y entro en la sala de estar, puedo ver que estoy interrumpiendo un momento íntimo. En los últimos cuatro años he tenido que interrumpir un buen número de momentos íntimos del jefe, y realmente desearía no haberlo hecho. El peor de todos, fue una vez cuando un miembro del personal de las Empresas Grey quería suicidarse, amenazando con lanzarse al vacio si Grey no venía a hablar con él.

En esa ocasión, tuve que llamar a la puerta de su cuarto de juegos mientras él se dedicaba a algo relacionado con un montón de cuerdas y una pobre zorra estaba suspendida del techo. ¡Joder mis ojos quedaron como huevos fritos! Ni siquiera puedo recordar cuál de sus mujeres era. Probablemente  una con el pelo marrón.

Menos mal que se tomó el tiempo para ponerse los pantalones antes de abrir la puerta, no es que yo sea un tipo sensible, pero coño, ver al jefe desnudo no está en mi descripción del trabajo. Y debido a que estábamos con  prisas  por salir, tuve que ayudarlo a bajarla. ¡Mierda! Eso fue alucinante, todavía me pregunto ¿cómo coño se la iba a tirar de esa manera? ¡Ni que fuera un malabarista!  Me di la terapia necesaria con Gail después de eso. No paramos de reír cuando se lo conté, ¿joden como monos montados en lianas? ¡Dios la verdad es que hay que tener imaginación!  Pasó un buen tiempo antes de que pudiera ir con Sophie a ver a los artistas de trapecio en el circo, sin conseguir revivir esa escena. Todavía me mareo pensando en ello.

Y lo jodido de todo eso, es que se molestó porque le había interrumpido su follada. Puso la misma expresión en su rostro como cuando Andrea le recuerda que tiene una entrevista con un periodista. Eso es lo mucho que significaba para él.

Pero esto es diferente. Me siento como un mirón de mierda mientras él y la Señorita Steele están teniendo su momento y lo único que están haciendo es abrazándose y besándose con dulzura. Toso cortésmente.

_ Sr. Grey.

Sus manos se deslizan de las nalgas de la Señorita Steele.

_ Taylor. Su tono de voz llega a la escala Kelvin.

No quiero decir nada delante de la Señorita Steele, pero el jefe me conoce, y es lo suficientemente astuto como para reconocer que lo que tengo que decir es para sus oídos solamente.

_ En mi estudio, espeta, y yo marcho como un rayo fuera de allí.

Su voz se suaviza cuando le dice a la Señorita Steele  que lo dejan para otro momento.

_ ¿Qué pasa? Me gusta que el jefe siempre vaya directo al grano.

_ Welch se enteró de que la Señorita Williams obtuvo un arma hecha de fibra de carbono.

Y me gusta mucho más porque no tengo que explicarle las implicaciones  que esto conlleva, salta a la vista. Él se ve pálido y  sé que no es miedo por sí mismo lo que está sintiendo, sino por la Señorita Steele. Dos veces he visto esa mirada, ahora y cuando Ana lo dejó.

Se sienta en su escritorio y sostiene su cabeza entre sus manos por un momento. Luego se endereza y toma el mando de nuevo.

_ Nadie, pero nadie debe acercarse a la Señorita Steele esta noche, gruñe. Quiero que la miren cada jodido segundo de mierda. Si por alguna razón no puedo estar con ella, no quiero dejarla sola. ¿Entiendes?

_ Sí, señor.

_ ¿Cómo diablos  Leila ha  podido  comprar ese tipo de arma? Las leyes de armas en este país son una locura.

Me lanza una mirada desafiante. Me recuerda una vieja discusión entre nosotros, respecto a eso, pero  no voy a entrar en eso ahora.

_ No quiero que esta noche se joda, Taylor. Esto es… muy importante para mí.

Por un momento me molesto por el hecho de que el jefe quiera jugar al Príncipe Encantador y llevar a Cenicienta al baile, porque está poniendo en riesgo su vida y la de la Señorita Steele. Si tan sólo pudiera persuadirlo de quedarse en casa hasta que la perra Williams esté tras las rejas. Pero al mismo tiempo lo entiendo, está enamorado y quiere tener una agradable noche, algo diferente en su vida ordinaria. Eso es lo que pasa con la extrema riqueza, que puede traer problemas extremos también. Cada vez que el jefe conoce a alguien, tiene que pensar en lo que quieren de él, cómo están pensando en utilizarlo. Esa es otra razón por lo que la Señorita Steele  significa mucho para él, no le gusta mucho que él sea tan rico. Por alguna razón ella lo ama por sí mismo, espero que el pobre diablo se pueda meter en la cabeza ese trocito de felicidad que está alcanzando.

Por Dios, ojalá estuviera aquí Gail. Ella es mucho mejor para toda esta mierda sentimental. Ahora mismo lo único que puedo hacer para ayudar a mi jefe es mi maldito trabajo y hacerlo bien. Como él dijo, no quiere que se le joda su noche.

_ Y no quiero que la Señorita Steele vaya a ningún lugar sin compañía, en ningún momento. Yo te haré el trabajo más fácil estando con ella y no la dejaré sola.

_ Por supuesto, señor.

¿En serio cree que voy a dejar que le pase algo a la Señorita Steele? No soy un idiota de mierda.

_ Bueno, hemos terminado aquí, dice, y se levanta para reunirse con la Señorita Steele en la sala principal.

Vuelvo a mi oficina, visualizo en el circuito cerrado de televisión que los chicos están de regreso de nuevo.

_ ¡Señor!, le llamo antes de que se aleje.

_ ¿Sí?

_ Sawyer, Ryan, y el nuevo tipo John Reynolds, que ha enviado Welch, están subiendo.

_ Bien vamos a conocerlos, dice en tono tenso muy jodido. Ya vengo, y se va de nuevo a la sala de estar.

Lucas me presenta a John Reynolds. Sé que Welch no me ha enviado un aficionado y Reynolds parece un tipo duro. No tiene mucho sentido del humor, aunque, me recuerda a mí.

_ ¿Luke, algo que informar de Bellevue?

Él suspira.

_ ¿Aparte del hecho de que el sitio está jodidamente abierto? Hay acceso desde el agua, el perímetro no es confiable, hasta un niño de diez años podría saltar el muro. La lista de invitados está comprobada, pero no me gusta, se puede colar cualquiera. ¿No cree usted que es mejor cancelar  la reunión?

¿Por qué coño no pensé en eso? ¡Oh, espera, lo hice! Y entonces casi tengo mi culo despedido por sugerirlo.

_ ¿Cualquier cosa útil que quieras decirme, Luke?

Él tiene la sensación de mirarme jodidamente avergonzado, puedo ver a Ryan tratando de ocultar una sonrisa.

Bien, así que tal vez estoy siendo muy irascible, pero creo que tengo todas las razones de mierda. Y es un ¡baile de máscaras de mierda!

_ ¿Tienes alguna buena noticia? murmuro, tratando de calmarme.

_ Welch ha organizado un equipo por todo el perímetro. Es lo mejor que puedo decir, jefe.

Sí, ahora está tratando de minimizar lo que dijo porque me llama “jefe”. La única persona que quiero que me llame “jefe” es Gail  y eso  nunca va a suceder. Por otro lado, me llamó “Dios”  la otra noche, supongo que es una especie de recompensa por lo “bueno” que fui.

Reynolds mira sobre su hombro.

_ Oficial en cubierta, murmura.

Grey entra en la habitación.

_ Señor, usted conoce a Sawyer y Ryan, pero no conoce a John Reynolds.

Se dan la mano.

_ Han ido a casa de sus padres a hacer un barrido, y Welch tiene los ojos puestos en el perímetro. Están haciendo todo lo que se puede.

Me encojo de hombros, enviando un mensaje fuerte y claro de mierda. Frunce el ceño, pero no dice nada.

_ Sawyer va a estar al frente conmigo en el Audi, continúo, y  Ryan y Reynolds  estarán en el coche escolta.

El jefe mira irritado y sé que no es conmigo, es por esta situación de mierda.

_ ¿A qué hora quiere salir, señor?

_ A las ocho, dice, con voz cansada, frotándose la frente. Y mañana quiero llevar a la Señorita Steele en la tarde a navegar en el Grace.

Se vuelve a ir, y entonces algo se le ocurre.

_ Una cosa, Taylor.

Lo sigo fuera de mi oficina.

_ ¿Tienes un lápiz labial rojo?

¿Perdón? ¿Pero que me está pidiendo?

Casi sonríe al leer mi reacción tensa.

_ Tenía la esperanza de que la Sra. Jones pudiera tener uno así, me dice.

¡Joder! ¿Será posible tener tanta imaginación para el sexo? ¿Para qué coño irá a usar un lápiz labial rojo? ¿Irá a disfrazar de payaso a la Señorita Steele? Madre mía realmente no quiero imaginarme eso.

_ Voy a buscarlo, señor, pero la Sra. Jones me va a patear el  culo… no va a estar muy contenta.

_ No, no creo que lo haga, murmura, sin hacer amago ni siquiera una leve sonrisa. Bastardo.

Echo  un vistazo al tocador de Gail. Todo está guardado cuidadosamente, pero no sé dónde guarda toda esa mierda. Ella no necesita toda esa basura  de pinturas de guerra, es una belleza natural real. Para mí, se ve más hermosa cuando se despierta en mis brazos, y abre esos hermosos ojos azules, por primera vez en la mañana. Eso y la forma en que se ve cuando me está montado y sube y baja, me mareo de recordarlo. Maldita sea, se ve bien caliente con ese brillo perverso en los ojos.

Pongo a un lado mis pensamientos y saco un lápiz labial. No tengo ni idea de si es uno de los favoritos de Gail o no, Dior, en un tono rojo brillante llamado ‘Fireworks’. Realmente espero que el jefe no lo vaya a usar, porque a) no necesito esa imagen en mi cabeza, y b) realmente no le va nada con el color de su cabello.

Lo entrego sin comentarios.

_ Gracias dice, con una voz cuidadosamente neutra.  Hazle saber a  Caroline Acton  que tiene que reemplazarlo y cualquier otra cosa que pienses que le gustaría a la Sra. Jones.

Y se aleja en la dirección del dormitorio de la Señorita Steele.

Doy un suspiro de alivio porque sé que voy a tener un par de horas de paz. Sawyer, Ryan y Reynolds están  de vuelta en mi sala de estar, es decir, la sala del personal.

_ ¿Todo bien con Grey?, pregunta Luke.

_ Sí, bueno, tan bien como se supone para él. Él no quiere que esta noche se le joda, le dije que no habría ningún problema así que no me hagan quedar como mentiroso.

_ ¿Dónde está la gloriosa Gail?, pregunta Ryan, con una mirada lasciva. Es una cocinera muy buena…

_ Si  quieres mantener tus dientes en la boca y que se vean cuando sonríes, cierra la puta boca ahora, le digo, con frialdad.

Se ríe a carcajadas. Bastardo.

_ Tienes una buen trabajo aquí T, dice Sawyer. Bonito apartamento, buena compañía, buena vida que llevas con Grey.

Yo realmente no creí que en algún momento oiría las palabras “buen trabajo” y “Grey” en la misma oración. Voy a tener que repensar el nivel de  inteligencia de Sawyer.

_ Sólo estoy tratando de buscar conversación amigo, dice, de forma rápida, leyendo mi nivel de irritación que acaba de pasar a nivel rojo.

_ ¿Qué se siente trabajar para este tipo Grey?, pregunta Reynolds. ¿Te gusta este trabajo de escolta? ¿Hay mucha gente que quiere joderlo?

Decido hablar un poco para bajar el grado de tensión que se está generando en la sala de CCTV.

_ La verdad es que no hay nada de extraordinario. Él tiene su vida privada muy reservada, yo no formo parte de ella. Grey no es un perro de la publicidad como algunos de los gilipollas con los que he trabajado. Lo de él es su trabajo, su familia y ahora su novia. Eso es todo.

_ Entonces, ¿Qué problema hay con su ex novia? indaga Ryan. Quiero decir, ¿qué hizo para que ella venga ahora detrás de él con un arma?

_ No sabemos por qué está detrás de él, se le vio fuera del lugar de trabajo de la Señorita Steele, le recuerdo. Welch dice que compró un arma, es una PT140 Taurus, con fibra de carbono.

No es necesario explicar a ellos lo que significa esto y no tengo ninguna intención de explicar la relación del jefe con su ex, tendría que explicarles la relación sobre Dominante/Sumisa.

Decidí cambiar de tema.

_ Grey dijo que  va a navegar en su barco con la Señorita Steele mañana por la tarde, así que quiero que vayan esta noche a revisar todo el perímetro.

Un par de horas más tarde, hemos hecho todos los cambios, nos ponemos nuestros trajes, comprobamos todas las comunicaciones y nos quedamos esperando en el vestíbulo.

_ Lucas, estás conmigo en el Audi, John, Alex van en el carro  escolta. ¿Todo el mundo sabe qué carajo tiene qué hacer no?

Todos asienten, Grey avanza hacia nosotros, con la  mirada tensa.

_ ¿Taylor?

_ Estamos listos para salir, señor.

Y mientras conversamos me doy cuenta que Reynolds sube su mirada y Ryan está a punto de babearse encima. Ambos están jodidamente con los ojos brillantes.

Me doy la vuelta y veo a la  Señorita Steele  caminando hacia nosotros, se ve espectacularmente increíble. Quiero decir, yo siempre la vi como una niña linda, pero ahora se ve condenadamente hermosa. Me siento un poco orgulloso de ella. Tal vez me voy a sentir así cuando vea a  Sophie ir a su primer baile de graduación. No voy a permitir que ningún niño espeluznante consiga poner sus zarpas sobre ella. He oído y leído que los adolescentes piensan en sexo cada 15 segundos, o tal vez sea Grey, no puedo recordar. De cualquier manera voy a estar escoltando a Sophie en su primer baile de graduación. Y voy a estar armado.

Pero la Señorita Steele se ve increíble, realmente desearía que  Gail estuviera aquí para verla.

_ Anastasia te ves espectacular, le dice el jefe.

Me siento contento, el jefe ha logrado elogiar a su chica sin hacer el ridículo, metiendo la pata. Es un momento Kodak definitivamente.

Envío a  los chicos hasta el garaje para asegurarme de que no hay problemas allí abajo y en 10 o 15 minutos estaremos listos para irnos, mientras  la Señorita Steele  y  Grey  disfrutan de una copa de champán.

Finalmente  salimos del garaje y vamos por la carretera  cuando  oigo  a  la Señorita Steele  decirle al jefe de dónde sacó el lápiz de labios.

_ Taylor, dice el muy bajito pero le he escuchado ¡Cabrón!

Ella se echa a reír, y luego por respeto a mis sentimientos, se calla inmediatamente. Dios, ella es una gran chica. Pero esto es realmente jodido,  podía haber reprimido el deseo de saber, ya que Lucas va a patearme mi culo después de esto.

Creo que sé cómo puedo distraerlo, voy a dejar que lidie con la Señorita Mía-fastidiosa-Grey. Sí, y esto no tiene vuelta.  Ni aunque me lo suplique, que no lo mande. ¿Qué puedo decir? soy un planificador.

Llegamos a Bellevue y hay una larga fila de autos que serpentean su camino hasta la entrada. Veo un SUV negro que está por el perímetro, es bueno saber que son del equipo de Welch.

Una vez que se llega a la alfombra verde, un ayudante de cámara abre la puerta del jefe, y Sawyer salta para abrir la de la Señorita Steele.

Él les acompaña discretamente mientras aparco el coche.

Comienza el show.

Ryan  y Reynolds  están comprobando en la pérgola y las áreas de entretenimiento, Sawyer está con el jefe y la Señorita Steele. Acabo de terminar de hacer un barrido de la casa cuando los pelos de la nuca se me erizan. Siento como si me tomaran con un látigo alrededor y me templaran hacia atrás. Es como la escena de pesadilla en “Los Caza-fantasmas”, pero no es un hombre de Marshmallow de 100 toneladas de peso lo  que me está acechando, es mucho peor…

_ ¡Hola, Taylor!, es ella. Tenía la esperanza de volver  a verte…

Rompo a sudar frío y mi pulso se va por las nubes.

¿Dónde carajo está el respaldo?

_ De momento esta fiesta ha sido una decepción. Pero ahora que estás aquí, debe ser mi noche de suerte.

Trato de hablar pero mi boca se  ha  congelado, no puedo articular ni una palabra.

_ Mamá siempre dice que no se debe enviar a un niño a hacer el trabajo de un hombre. Yo así lo creo, ¿no Jason?

Me pregunto si puedo llegar a la puerta antes de…

_ ¿Quieres bailar conmigo, Jason? Estoy segura de que mi hermano no le importaría. Sólo un  baile.

Por encima de mi cadáver y parece que bien podría ser el caso.

Ella da un paso más cerca y levanto la mirada para ver lo lejos que está el jefe y la Señorita Steele. Si no es porque están tan cerca, sería capaz de levantarla y lazarla por el jardín. Luego llamo al vidriero.

Pero también veo una figura en la puerta, y las inundaciones  de alivio pasan a  través de mí.

_ Todo bien en el segundo piso, T. Oh, lo siento… ¿debo volver más tarde?

Lucas Sawyer me está mirando con una expresión de desconcierto en su rostro. Si será cabrón.

_ ¿T? Oh, ¡guau!, ¿es  un  código? ¡Eso es tan lindo! ¿Quién es tu amigo, Jason? Hola, mi nombre es Mía. Es muy agradable conocer a uno de los  amigos especiales  de Jason.

_ Er… buenas noches. Mi nombre es Sawyer, señora.

_ Oh, es tan genial conocerte Sawyer. ¿Es tu primer nombre, como, Tom? Porque eso sería muy cómico. O bien, puede usarlo como un apodo para Jason. ¡Eso sería muy divertido!

_ ¡Oh, Dios tienes los auriculares como los verdaderos hombres del servicio secreto! ¿A quién estás hablando, Jason? ¿Hay más aparte de ti? ¿Más de tus amigos, quiero decir? ¿Puedo tener uno?

Extiende la mano para tocar mi auricular y hago una retirada táctica.

_ Estamos trabajando, Señorita Grey, digo, severamente. Se ríe. Cristo  esto es tan  molesto.

_ Eres tan lindo Jason cuando te pones así tan serio. ¿Qué harías si te atacara ahora? ¿Me esposarías?

Empiezo a sudar, e incluso Sawyer está mirando nervioso.

Me pregunto si debo sacar mi arma, pero con la mierda de suerte que tengo seguro que ella la atraparía con los dientes.

_ ¿Me neutralizarías Jason? ¿Eso es lo que haces con tus amigos?

Los ojos de Sawyer parecen que están en gira, mientras su mirada alterna entre nosotros.

_ Lo siento señora, le digo, bien, me tengo que ir ahora.

Ella pone mala cara.

_ Tú no eres nada divertido en las fiestas, T, y ella  se aleja, buscando una presa fresca.

Me paso la mano por la frente, secándome el sudor. Al otro lado de la habitación, Sawyer está tirando de la corbata.

_ Joder que calor hace aquí T.

La velada transcurre sin novedad hasta ahora. Luego de unas horas, me dirijo hacia fuera para conseguir un poco de aire fresco y veo al jefe caminando con la Señorita Steele por el césped. Por la expresión de su rostro, no  me queda la menor duda de lo que tiene en su mente. De hecho, no me sorprendería que se la montara  por encima del hombro cual cavernícola, se ve jodidamente desesperado.

_ Espera aquí le digo a Sawyer.

Él mira hacia Grey  y la Señorita Steele. Voy con Roger,  dice y se va a conseguir algo de comida.

Lo que sucede en el interior de la casa, no es largo, y veo que ellos salen sonrojados y relajados. Realmente me gustaría que Gail no estuviera lejos este fin de semana.

Veo al jefe dando vueltas alrededor de la pista de baile con su novia entre sus brazos y realmente me gustaría estar aquí con Gail, mejor aún, quiero bailar con ella en nuestra boda. ¿Por qué ella no ve que el trabajo que hago es diferente de la persona que soy? Casi todo el mundo lleva un arma al trabajo, joder esto es los Estados Unidos, está en la constitución de mierda, el derecho a portar armas. Pero si esto va a joder nuestra relación voy a tener que replantear mi carrera.

Pero entonces veo a la Señorita Steele dejar de bailar y salir de la carpa. Estoy realmente sorprendido de que Grey no va con ella. Sigo con cautela, pues no quisiera ser atrapado de acosar a una dama mientras camina. Se dirige a la carpa de la cena, seguro se olvidó el bolso allí. Y para mi sorpresa de mierda la puta Sra. Lincoln está al acecho. Puedo decir que ha estado esperando su momento.

El jefe realmente no le va a gustar esto. A mí realmente no me gusta eso.

Saco mi celular

_ ¿Qué pasa Taylor? Dice el jefe, suena de mal humor.

_ Señor la señorita Steele acaba de ser interceptada en la carpa del comedor por la señora Lincoln. Pensé que le gustaría saber.

El maldice horriblemente como de costumbre y termina la llamada.

Mantengo un ojo en la perra, voy a arrastrarla fuera de aquí por el pelo de mierda si ella siquiera pone un dedo sobre la Señorita Steele.

Empiezan a hablar, o mejor dicho la perra comienza a dar su conferencia y la Señorita Steele  se ve tensa. Quiero intervenir y poner fin a esta mierda, pero no es lo que debo hacer. Pero para mi sorpresa y alegría, la Señorita Steele  empieza a reír y la perra se ve muy enojada.

No escucho lo que dice la Señorita Steele, pero sea lo que sea, la mandíbula de la perra está en el piso. Me siento feliz ¡Bravo! Vamos pequeña señorita esto es pan comido. Machácala.

El jefe llega buscándola estresado, lo miro y me devuelve la mirada impasible. Sin embargo, mi expresión dice le toca a usted, jefe.

La Señorita Steele se levanta y marcha directo hacia él con la espalda recta y rígida, él ve a la perra y gracias a Dios va detrás de Ana. Es la opción más inteligente,  jefe.

No puedo dejar  pasar  ver la expresión de la perra,  que es jodidamente aterradora  y un escalofrío me recorre. Es un corazón frío, hija de Satanás.

El resto de la noche transcurre sin incidentes  hasta que llega el momento de los fuegos artificiales. Nadie puede imaginar lo mucho que odio los malditos fuegos artificiales. Los perros son criaturas inteligentes, ellos los odian también.  Ellos reconocen que el ruido y la nube de chispas no son naturales y son jodidamente peligrosas. Los perros se encogen y se esconden, es el infierno, habrían puesto sus garras sobre sus orejas  si pudieran. Esto me lleva de nuevo a mi tiempo con los infantes de marina. Incluso ahora, cuando oigo ese ruido y veo ese destello brillante en el cielo.

Además de eso, todos los invitados malditos están alrededor del jefe y la Señorita Steele. Por lo menos los cabrones se han quitado las malditas  máscaras así que voy a ser capaz de distinguir si la Leila está cerca.  Grey tiene envuelta  a la Señorita Steele en sus brazos tal como si fuera su escudo para protegerla de todo y de todos, se les ve realmente bien, así juntos.

Puedo ver a Grey mirándome con algo así como compasión en su expresión. Él sabe que esto no es fácil para mí, el fiasco de fuegos artificiales entero.

Cuando todo ha terminado, empiezo a respirar de nuevo. Señalo a  Grey que debe  esperar hasta que la multitud se haya dispersado, y luego  salimos con seguridad a los coches.

Gracias, joder, esta noche ha terminado por fin.

~~~~

2 Comments Post a comment
  1. 06/10/2013
    fanny rebellon bolivar

    Gracias de nuevo por este gran regalo, teylor ha logrado hacerme reir a carcajadas, y me pregunto cuantos capitulos tiene este fic de taylor?

    Reply
  2. 06/18/2013
    angeluliana

    Es realmente divertido saber que una persona como Taylor sea capaz de sacar tantas carcajadas como lo ha hecho conmigo… muy buena adaptacion, felicidades!!!!

    Reply

Leave a comment

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Note: HTML is allowed. Your email address will never be published.

Comments Feed

%d bloggers like this: